Reflexión sobre Artículo de Fareed Zakaria: China vs. EEUU.

Estoy de acuerdo con él en el sentido de que el Siglo XXI será de los países que logren diferenciarse en torno a las ideas y la innovación, y que si bien EEUU tiene todos los elementos críticos, como son las empresas flexibles y las mejores universidades del mundo para mantenerse en el primer lugar, no ha podido desarrollar el acuerdo político necesario para lograrlo. El negativismo de los Republicanos sobre el tema de la deuda es solo un ejemplo grafico de esto. Ayer precisamente debatía con un amigo sobre un tema similar y le planteaba la siguiente tesis: Los EEUU va a prevalecer como primera potencia mundial, no ya con la hegemonía unipolar de la post Guerra Fría, pero lo hará solo después de despertar de la pesadilla que va a significar, en unos 5 o 6 años pasar a un segundo nivel como la economía mas grande e influyente del mundo, y recuperar su estatus de ”underdog" o venir de abajo, que es, en realidad lo que ha movido su espíritu de lucha y superación en casi toda su historia, desde la guerra de Independencia, pasando por la Guerra Civil, la Gran Depresión, hasta convertirse en una verdadera superpotencia con la Segunda Guerra Mundial. La carrera contra los soviéticos en las áreas del poder militar, la expansión ideológica, la ciencia y la exploración espacial, entre otros, fue lo que mantuvo el sentido de superación nacional vivo. Después la caída del muro, ese espíritu de nación, ese sentimiento de lucha por prevalecer como la primera potencia global se desvaneció, y con ello se perdió también el afán por lograr los acuerdos políticos necesarios para triunfar, y el liderazgo político norteamericano se ha reducido a simplemente buscar ganar las elecciones cada dos y cuatro años, en un ciclo de fatalidad autodestructiva. De ahí mi planteamiento de que solo después de perder o estar en riesgo de colapsar, volverán los políticos americanos, miopes en extremo hoy día, a resurgir a sus mejores tiempos, los de Washington y Jefferson, los de Lincoln y los Roosevelts, a los tiempos de Kennedy y Reagan...

Ojala puedan los políticos americanos volver a construir un nuevo concepto de lo que una vez fue el Sueño Americano, ahora basado en una ética del trabajo para la vida, no la vida para el trabajo; la responsabilidad individual pero con un sentido comunitario perdido en medio de la aridez urbana; y la renovación de la confianza en un sistema de valores transcendentes perdidos en el fragor de guerras injustas y francachelas financieras, y sobre todo, ojala que puedan volver a tener un sentido de nación. Quizás estemos en realidad siendo testigos de excepción de los últimos aletazos de una gran nación en su transición auto provocada hacia el abismo, dando paso a los primeros balbuceos de un Nuevo Orden Global más equilibrado en la generación de riquezas y oportunidades para el resto del mundo, o quizás, Dios no lo quiera, estemos presenciando la formación embrionaria de un NOG mas caótico, incierto y fratricida...Sobre el tema seguiremos, trayéndolo a un plano más local, pero mientras, qué opinas?