Empoderamiento de la Pequeña y la Micro Empresa

El alivio de la pobreza sigue siendo una de las principales preocupaciones a que se enfrentan los países del mundo, y muy especialmente América Latina y el Caribe. Para lograr este objetivo las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas se convierten en un instrumento vital para el bienestar social.  

Las MIPYMES ejercen un peso específico sobre el desarrollo social, sin embargo es difícil medir su incidencia, ya que los países de América Latina y del Caribe no tienen un criterio común para definir este sector. Estas constituyen más del 50% del sector productivo de la región y más del 80% de las empresas latinoamericanas pueden ser clasificadas como PYMES .

El Gobierno del Presidente, Dr. Leonel Fernández Reyna, se ha caracterizado por la creación e implementación de leyes y programas de apoyo al sector de las MIPYMES.

La Ley no. 488-08 busca la creación de un marco regulatorio y un organismo rector para promover el desarrollo social y económico nacional a través del fortalecimiento competitivo de las Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MIPYMES) del país, contribuir a la creación de nuevos empleos productivos, y mejorar la distribución del ingreso, mediante la actualización de la base institucional vigente de las mismas, y la instauración de nuevos instrumentos que promuevan y faciliten su desarrollo integral y su participación eficiente en la estructura productiva de la nación.

Esta Ley promueve el desarrollo social y económico nacional para el fortalecimiento de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, y en el Artículo 2, define a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa como toda unidad de explotación económica, realizada por persona natural o jurídica, en actividades empresariales, agropecuarias, industriales, comerciales o de servicio rural o urbano, que responda a los siguientes parámetros:

  1. Microempresas: Unidad económica, formal e informal, que tenga de 1 a 15 trabajadores y un activo de hasta RD$3,000,000.00 (Tres millones de pesos) y que genere ingresos brutos o facturación mensual hasta la suma de RD$6,000,000.00 (Seis millones de pesos). Indexado anualmente por la inflación.
  1. Pequeña Empresa: Unidad económica, formal o informal, que tenga un número de 16 a 60 trabajadores y un activo de RD$3,000,000.01 (Tres millones un centavo) a RD$12,000,000.00 (Doce millones de pesos) y que genere ingresos brutos o facturación anual de RD$6,000,000.01 (Seis millones un centavo) a RD$40,000,000.00 (Cuarenta millones de pesos). Indexado anualmente por la inflación.

3.  Mediana Empresa: Unidad económica, formal o informal, que tenga un número de 61 a 200 trabajadores y un activo de RD$12,000,000.01 (Doce millones un centavo) a RD$ 40,000,000.00 (Cuarenta millones de pesos) y que genere ingresos brutos o facturación anual de RD$40,000,000.01 (Cuarenta millones un centavo) a RD$150,000,000 (Ciento cincuenta millones de pesos). Indexado anualmente por la inflación.

En la República Dominicana, más de un 90% de las empresas dominicanas son catalogadas dentro de este sector. Las pequeñas y medianas empresas tienen un rol preponderante en la economía nacional, su aporte en el Producto Interno Bruto, la generación de empleos y la flexibilidad de la misma para la modalidad hacia nuevas estructuras la convierten en un factor de estabilidad política y social.
Según el estudio sobre las “Posibilidades de las MIPYMES de aprovechar su potencial exportador en el marco del DR-CAFTA”, este sector de las Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MIPYMES) está conformado por aproximadamente 365,000 unidades, con alrededor de 1, 060,000 empleos directos creados a nivel nacional y contribuyen con el 30% del Producto Interno Bruto .
Esto significa que debemos enfrentar el gran reto que supone internacionalizar las MIPYMES, ya que lo consideramos como un elemento esencial para el desarrollo de nuestras economías. Todos los programas mencionados, sin embargo, requieren recursos económicos para la asistencia técnica y el financiamiento de todas sus actividades.

“Empresas privadas y creación de oportunidades económicas para Micro y Pequeñas empresas”. BID, Abril 2007.

 

“Estudio sobre las posibilidades de las MIPYMES de aprovechar su potencial exportador en el marco del DR-CAFTA”. USAID, SEIC, DICOEX. Julio 2009.